LUNA LLENA DE 2 DE JUNIO DE 2015

Potente luna llena. Sol, Marte y Mercurio están en Tauro. Tauro es el signo de la Tierra y su exhuberancia, fertilidad y abundancia.

Marte es arquetipo de la energía y como la Luna tiende a “encender” los aspectos de otro modo. Marte los energetiza, la Luna los trae a la “forma”.

Cuando dos planetas, luminarias o puntos astrológicos se unen o conjuntan, suman sus respectivas energías, por eso el aspecto de conjunción da fuerza, potencia, entre otros datos.

Mercurio es la mente consciente, la transmisible verbalmente. Si la física cuántica tiene razón, todo es mental, todo parte del observador, es una perspectiva de la consciencia. No existe universo sino en la mente del que lo percibe. El ser es una perspectiva, y lo bueno de la humana es que se puede cambiar. Eso es lo que movemos en Bio-TMR.

En esta Luna llena el Sol está especialmente energetizado, potenciado, por lo anteriormente expuesto. Marte y Mercurio lo conjuntan, le dan su energía que se une a la solar.

La Luna, sin embargo, está en caída, en Escorpio, un signo que no la favorece en su energía. Escorpio es el signo de la transmutación profunda, de la muerte de la forma, algo muy duro para la emocional Luna. Sin embargo, Tauro, donde está el Sol, acrecienta el poder lunar.

En esta luna llena el poder emocional, lunar, tiene que ver con su proyección en el Sol, con su arquetipo.Ver el significado más allá de la apariencia de lo que estamos percibiendo le dará fuerza a nuestras emociones, en proceso de regeneración.

Si la luna nueva marcaba un límite entre lo que queremos y no, la luna llena nos abre los ojos de la conscienca a percibir correctamente.

Hay mensajes para valorar el camino. Si estamos dando el poder a nuestra parte racional habrá “mensajes”, lo mismo si estamos del lado de nuestra parte divina. La manifestación es siempre una pista, en esta Luna será, además, “exhuberante”y consciente para el que desee verla.

Cualquier engaño con respecto al mensaje traerá ese mismo engaño a nuestro universo particular. Lo que damos, vuelve. Este aspecto lo representa la cuadratura de Neptuno en Acuario, en la casa IV a la lunación. No sólo es un engaño personal, sino social, los demás somos nosotros. Se puede manifestar como apatía, problemas con el hogar -el corazón ampliamente entendido- o con nuestra “casa”. Todo ello serán síntomas de que nuestra energía está polarizada, desequilibrada.

Echar a alguien de su “casa” no sólo es literal, es también simbólico y se manifiesta en todos los planos.

Sabemos que la 3D llega al fondo, mueve todos los planos superiores, eso es la Tierra. Aquí están los verdaderos ángeles. La vida en este plano pide más, pero ver “más allá” cambia la perspectiva, y, por lo tanto, la realidad.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s