FIDELIDAD A LOS PROGRAMAS. TRANSCENDER EL SUFRIMIENTO -TRANSMUTACIÓN-

Cuando tratamos de dejar atrás un programa, una perspectiva, uno se enfrenta  a una energía, instaurada, poderosa, que acumula el dolor emocional de muchas generaciones.

La emoción proporciona fuerza, empuje, la mente dirección. Hay veces que nuestra mente quiere, pero la fuerza de sufrimiento acumulada pesa, es difícil de transmutar. De ahí vienen las resistencias.

Es una fuerza heredada, materializada, engendrada por generaciones, vidas enteras dedicadas a ese programa…. pasa de generación a generación….  ocurre con todas las perspectivas sean las que causan dolor o felicidad. Desgraciadamente, la vida de nuestros antepasados no fue, en general, fácil: guerras, culturas limitantes, problemas de escasez, hambre, maltrato, pérdidas….

Un programa es un recuerdo inconsciente de adaptación al medio: al igual que un hervíboro sabe qué planta comer, por instinto, sin aprendizaje, nosotros tratamos de evitar determinadas situaciones. El hervíboro lleva la impronta del dolor de sus ancestros al haber comido determinada planta que no le sentó demasiado bien….. nosotros, por el mismo motivo, llevamos en el inconsciente un aviso: “cuidado con…..”

La diferencia entre un animal y un ser humano, en lo referente a programas es que el animal se adapta y el humano crea, su medio.

Sabemos que el inconsciente humano no entiende el “no”. Negar es también asentir. Por ejemplo, “no pensemos en escasez” “no pensemos en guerras”  incluso algo ridículo “no pensemos en elefantes rosas”… e, inmediatamente, surgirá en nuestra mente este concepto.

No son tres, cuatro, ni cinco generaciones de las que heredamos emociones o bloqueos emocionales, no son números…. estamos hablando de dolor… no se puede cuantificar, estamos hablando de energía, de emoción, de lo que somos y, más allá… eso es un programa… una impronta de dolor en los descendientes, una huella de creación, que pide ser liberada, y al mismo tiempo, una evolución consciente, una salida, una puerta… para todo nuestro árbol y descendientes.

De algún modo (lo vemos repetidamente en mapas astrológicos) hemos venido con la misión de liberar el árbol. Si transmutamos esos programas, nuestros descendientes quedarán liberados. Tenemos las cualidades justas para trascender el programa concreto de nuestro clan, y lo sabemos de algún modo. Sin embargo, una vez metidos en la cultura, en la sociedad, en nuestra vida ortodoxa, no somos capaces de ver más allá. Permitimos que lo externo nos limite, nos contagie, nos cercene nuestras capacidades.

El dolor emocional  del programa se expresa a cualquier nivel. Normalmente, en más de uno:

Profesiones: por ejemplo, soy médico (intento transmutar un miedo, dolor por enfermedad o muerte por falta de asistencia en mi árbol), abogado ( un juicio injusto o inexistente), bancario (situaciones de precariedad económica, injusticias monetarias)… etc.

-Relaciones: traigo, me alejo, libero, relaciones dolorosas. Normalmente las repito con la finalidad de ir más allá, de acabar con el dolor. Sin consciencia, sólo reitero, vivo y vuelvo a vivir. Puedo “traer” simbólicamente a alguien perdido o muerto, lo mismo que trato de alejarme de parejas que cumplen las mismas características de las parejas de mis antepasados que, acumularon mucho sufrimiento. Puedo cambiar roles, pasando de un extremo a otro: más de lo mismo, al fin y al cabo, la historia se repite.

-Tengo una enfermedad orgánica o funcional: con respecto al dolor de mi árbol. Una enfermedad que da la solución biológica, extrema, al trauma emocional de mi árbol. Por ejemplo, tengo la misión de reencarnar a un “muerto”, muy doloroso para el árbol: “tengo esclerosis múltiple” estoy vivo-muerto al mismo tiempo.

Psicología o psiquiatría: mi vida se dedica a liberar traumas psicológicos o psiquiátricos de mis antepasados. Son dolores más mentales que corporales y que, sumados, abruman la mente, las perspectivas y la visión del mundo. Solución:salgo de esta realidad que me abruma.

Las tribus de culturas ancestrales, dan gran poder a la experiencia de los antepasados… ¿casualidad?

¿Conoces tu árbol? ¿Qué dolor emocional básico hay en él?¿Lo repites?, si todo es afirmativo y no sabes cómo enfrentarte a ello, tal vez sea más rápido, efectivo y sabio, pedir ayuda. No porque seas incapaz, todos somos un poco torpes para salir de nuestra propia perspectiva, por definición no vemos más allá, y necesitamos, normalmente, una visión externa, más amplia.

Conocemos cómo interpretar tu árbol, conocemos el lenguaje emocional arquetípico-simbólico, tenemos herramientas conscientes, como la PNL y la descodificación biológica, como inconscientes: hipnosis, TMR simbolismo onírico, pero, sobre todo, es tu decisión, tu dualidad, y, al mismo tiempo, tu poder, el querer salir de ahí o no.

Sabemos que tienes la capacidad, está en ti, y es, al mismo tiempo, tu ecuación de decisión.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s