RELACIONES

Las relaciones son un tema muy complejo. Sus órganos relacionados se desarrollan en el embrión a partir de la cuarta capa embrionaria.

El nivel simbólico lo que hace es agrupar significados, hacer equivalencias de conjunto, con lo que la realidad se va simplificando.

Cuando tenemos problemas de relaciones estamos manifestando una dualidad a otro campo, dentro siempre del mismo arquetipo relacional.

Unas relaciones básicas que conforman nuestra impronta más cercana son básicamente dos.

Papá y Mamá por un lado, es decir, quien hace el papel de Alimento y Sostén o mantenimiento integral que representa a Mamá en nuestro reducido ámbito y el que representa nuestra Protección y Guía en dirección en la parte más externa , Papá.

  • Nuestra parte interna es una primera extensión del YO, y el nivel primordial de comunicación es determinado por el emocional.
  • En nuestra parte externa, a ese agrupamiento que es determinado por similitudes o coincidencias de algún tipo, se le llama lenguaje simbólico y es innato y usado por nuestro inconsciente mental.

Equilibrar, sin polarizaciones hacia los extremos es fundamental, para ello un sano intercambio de energías es básico:

  • Lo que damos y recibimos, que sea de abundancia, emociones positivas, valores, no por escasez, aprovecho la necesidad de otro.
  • Ese dentro fuera es el YO-TÚ general, también de Papá y Mamá, o de nuestras relaciones. En todas estas líneas tenemos la misma energía básica. Conocerla es tener la posibilidad de reconducirla o controlarla.

La piel es la que separa lo externo de los interno, por eso, muchos conflictos entre Papá y Mamá arquetípicos, se manifiestan en ella, pero también en manos (Papá) y pies (Mamá) son simbólicos.

Cuando somos adultos, estos arquetipos se amplían, y Mamá puede ser un trabajo (que nos alimenta y sostiene simbólicamente) y Papá todas las figuras de autoridad, incluido Dios.

Lo curioso de ésto es que siempre se manifestarán los mismos programas con referencia a los mismos arquetipos, aunque éstos puedan cambiar de apariencia.

Un programa negativo se manifiesta por una pérdida de libertad en la elección, ya que no sabemos mantenernos equilibrados respecto de la experiencia vivida y nuestras respuestas pasan de un extremo a otro, de una extrapolación a otra.

Las manos están relacionadas con lo que pensamos y los pies, lo que sentimos, hacia donde nos  dirigimos, son nuestro sostén, por eso las manifestaciones en pies y manos también están relacionados con ellos (Papá-Mamá)

Lo que pensamos, nuestro parloteo y creencias mentales a veces puede ser tan agresivo para nosotros mismos que nuestra emoción queda disminuída y por ende, nuestra vitalidad o motivación vital también. Ésto se puede maifestar en agresividad externa por parte de un arquetipo masculino. pareja, hombre, jefe, autoridad……  No sabemos hasta qué punto nos estamos influyendo de forma limitante y dolorosa porque no tenemos referencias de lo que es…. hasta que se manifiesta fuera.

No es fácil extraer la idea general de la vorágine experiencial para llegar a una conclusión y poder aplicarla para modificar nuestra conducta. Ésa es la verdadera dificultad de la BioTMR y técnicas similares. Dejar de centrarnos en el árbol para mirar al bosque.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s